Guías de Viaje

Visita también nuestras guías de:
 

Los atractivos de Escocia son muchos. Hemos creado apartados específicos para castillos y naturaleza. En esta sección te contamos otros sitios y actividades interesantes.

Edimburgo

Una visita a Edimburgo es indispensable. Guárdate al menos dos días para inspeccionarla. Te recomendamos que busques alojamiento cerca de la Royal Mile (hay 2 albergues muy céntricos a precios razonables) o Princess street. Esto te permitirá descubrir el centro de la ciudad a pie sin tener que recurrir ni tan siquiera al transporte público. En un radio de poco más de un quilómetro podrás disfrutar del Castillo de Edimburgo, de varios museos (como la Royal Scottish Academy o la National gallery of Scotland), la catedrales de St Giles, los monumentos a Scott y Calton Hill, con vistas preciosas sobre la ciudad, el palacio de Hollyrood Palace (residencia de la corona británica en escocia). Si tienes una mañana o tarde libre y quieres caminar un poco, puedes dirigirte a Andrew’s seat, una colina de origen volcánico. Durante la fácil ascensión a pie se puede divisar una bonita panorámica de la capital de Escocia.



Visión de Edimburgo con el castillo en el fondo, desde el camino que va a Arthur's Seat

Hay muchos otros atractivos en esta ciudad como asistir al Festival de Edimburgo y a sus desfiladas militares (agosto), pasar el fin de año en la que se dice que es la celebración de bienvenida de año más multitudinaria del mundo, descubrir en una visita guiada el Edimburgo subterrráneo y sus leyendas. Un poco lejos del centro, puedes  visitar el zoo  y contemplar los pingüinos, el león marino y el panda rojo o acercarte al bonito Royal Botanic Garden.

Glasgow

Es la ciudad más poblada de Escocia. Tiene fama de ser una ciudad industrial y con poco interés para el viajero. Sin embargo hay cosas interesantes para ver.  Puedes visitar el Glasgow Science Center, con multitud de exposiciones interactivas sobre tecnología y ciencia. Pasear por la ribera del río Clyde y descubrir el pasado industrial de la zona y el Tall Ship, un barco histórico a las orillas del río.

El Gallery of Modern Art es el museo de arte contemporáneo más importante de Escocia, el Museo de San Mungo recoge obras de arte de las principales religiones del mundo y la Burrel Collection muestra en elegantes salas variadas piezas. Merece la pena también visitar la imponente catedral o pasearse por los numerosos parques que posee la ciudad. Glasgow es una ciudad con una gran actividad cultural. Podrás disfrutar de teatro, de música clásica, muchos clubes con música de baile y locales donde descubrir las nuevas bandas de la escena escocesa.

Highlands Games

Son celebraciones que se desarrollan en varios pueblos del norte de Escocia consistentes en pruebas de fuerza (lanzamiento de martillo, de troncos, levantamiento de pesos...), música, danza... ten en cuenta que se concentran sobretodo en julio – agosto. 

Destilerías de whisky

Si te gusta el mundo del whisky, te recomendamos la zona entre Inverness y Aberdeen, donde se concentran buena parte de la destilerías de esta bebida alcohólica. Podrás visitar alguna de las factorías y llevarte alguna botella de recuerdo. Sin embargo, ten en cuenta que el whisky, al contrario de lo que podría parecer, es bastante más caro en Escocia que en otras partes de Europa.

Los pubs

Es interesante pasar una tarde – noche en un pub para ver una de las formas por excelencia de relación social, sobretodo en poblaciones pequeñas. Sorprende ver como, a diferencia de otros países, podemos encontrar a gente de edades variadas mezcladas. En muchos de estos locales podremos encontrar a grupos en directo de música moderna, karaokes o conciertos tradicionales de música escocesa o céltica, que en algunos días se acompañan de baile, en lo que se denomina ceilidhs. Los escoceses suelen beber mucho en los pubs y a medida que la tarde – noche avanza, la animación (y el descontrol) crecen. Respecto a la cerveza de barril, se suelen pedir pintas (“pints”, unidad que equivale a medio litro) o medias pintas (“half pints”, equivalente a un cuarto de litro). Se dice que pedir media pinta es poca cosa y te pueden mirar mal si lo haces pero, claro,  esto es siempre desde el punto de vista escocés. No quieras ponerte a su nivel si no estás muy acostumbrado al alcohol!



Un pub en Durness, en los Highlands (norte de Escocia)


Monumento a Wallace

El monumento a William Wallace en Stirling.

Situado en la localidad de Stirling es el monumento dedicado a William Wallace el mítico héroe escocés conocido internacionalmente en buena parte gracias a la película “Braveheart”. Es un símbolo del movimiento nacionalista escocés. Regularmente un actor caracterizado explica la historia de Escocia ligada con Wallace y sus luchas contra los ingleses. En la torre se puede ver en vídeo, en carteles y con audioguías la historia de Wallace, Robert Bruce y otros personajes relevantes y contemplar estatuas de diferentes personajes escoceses de relevancia. Te sorprenderás al ver la inmensa espada que usaba Wallace en sus contiendas. Desde lo alto de la torre se domina una buena visión de Stirling y de hasta 7 campos de batalla históricos donde se enfrentaron escoceses e ingleses.

Lago Ness

Seguramente que en una guía de Escocia esperabas que te recomendáramos ir al Lago Ness. La verdad es que el castillo que está a sus orillas, el Urquhart castle está en un estado deteriorado y el lago en sí no tiene ningún encanto en especial (hay lagos más bonitos). A pesar de todo, entendemos que el mito del monstruo del lago Ness (conocido como Nessie) lo convierte en un lugar singular y que es un sitio al que se supone que se debe ir si has estado en Escocia. La decisión es tuya!



El Lago Ness y el castillo de Urquhart... sin Nessie
 

 
 
Esta guía de Escocia ha sido escrita por Albert Torrent. Revisada en Mayo de 2010.
Una iniciativa de Comexus Networks, SL. NIF: B-17689324. Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial. No la copies, mejor enlázala. ;-)